Si Quieres, ¡Puedes! – Empieza ahora

Japón es reconocida como la nación con más disciplina en cualquier ámbito, desde el personal y espiritual, hasta el laboral y económico. Es ahí donde su población consigue la motivación suficiente para tratar de ser siempre mejor. Disciplina que ellos han transmitido de generación en generación y que muchos países han intentado igualar. Este artículo inicia hablando sobre la Nación del Sol Naciente, ya que ahí, hay cientos de relatos antiguos que tratan de condensar los aspectos más esenciales de la vida de una manera sencilla. Uno de ellos cuenta que la vida es como tu mano: “Si quieres sujetar una rosa por sus espinas, te lastimas. De la misma forma, tu puedes sujetarte de los pétalos, pero no son las espinas ni los pétalos los que se sujetarán a ti”. Este breve relato, trata de explicar que en la vida siempre habrá problemas, pero que es tu decisión, si prefieres aferrarte a las soluciones y las cosas que te den suficiente motivación como para ser cada vez mejor en tu vida y tu entorno laboral.

La Verdadera Motivación, Yace Dentro De Ti

3

Cada persona nace con condiciones naturales; por ejemplo. El amar, buscar la felicidad, ser libre, tener dignidad y su capacidad de elección; son alguna de dichas condiciones. Menciono esto, porque a pesar que, desde el ámbito antropológico, la motivación como concepto no se considere una condición natural, es algo que nace de la búsqueda de la felicidad, y que, por ende, si forma parte de la cualidad de la persona.

El tema de sentirse desmotivado, se debe muchas veces a que nuestros “horizontes significativos”, como los llamaría el filósofo Charles Taylor, suelen estar más cerca de lo que creemos, y que es, en el camino hacia ellos, que solemos perdernos y hacer de la ruta algo mucho más largo, consecuentemente, haciendo que nos desmotivemos.

Es simple, si tienes un sueño, la mejor motivación que puedes recibir para cumplirlo, es nunca desviarte del camino hacia tus horizontes significativos. Habrá cosas que tal vez no nos agrade realizar, habrá problemas que serán tentativos para que nos aferremos a ellos, y habrán así, otro montón de obstáculos, pero mientras seas una persona aferrada a tus ideales, hacer el bien y por supuesto, tengas disciplina; no habrá nada que te desenfoque el camino o te saque de él.

Por último, míralo con un ejemplo: Si tu meta hoy es hacer un buen pastel; vas al mercado, comienzas a colocar en la cesta huevos, harina, mantequilla y los ingredientes que hagan falta, pero no metes carne o lechuga, porque no hacen falta para que cumplas con tu meta de hoy. No pierdas tiempo, y que cada día de tu vida, sea para sacar el máximo provecho.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario